versión en italiano
  Fundación Red Solidaria de Calabreses de las Américas - Resolución DPPJ10021 - Pcia. de Buenos Aires

Cultura

Redacciòn y Traducciòn: Vanina Cortese.-

 

Cultura y Espectàculo.

“Civita…Nova”: esta en escena el Folklore.

20/09/2013,

CATROVILLARI (CS),- La torre del Castello Aragonese de Castrovillari es la escenografìa fascinante que recibirà a los grupos folklòricos del Pollino para la noche dedicada al folklore dentro de la tercera jornada de “Civita…nova, vivere il centro storico”.

La cultura serà protagonista principal de la penùltima jornada, con la presentaciòn del libro “Sciugafrì” de Rosario Mastrota, editado por Loquendo Editorial Pavia, que serà presentado por el actor Dario De Luca de Scena Verticale. Un libro rico en cuentos de gènero “sour” en el cual emerge el análisis satìrico-crìtico de una sociedad manipulada por falsos mitos que está inevitablemente destinada a la caida libre hacia el amargo final.

Serà el històrico Gianluigi Trombetti quien conduzca al pùblico con la visita guiada al patrimonio artìstico y religioso de la “civita”, y a las 18 horas las eccelencias gastronòmicas y artesanales del Pollino.

Artistas callejeros colorearàn y animaràn el barrio para la segunda noche del primer street festival, a partir de las 19 horas.

Stefano Bellini darà una exhibiciòn con su piano a las 20 horas, y en el claustro del Castillo Aragones la asociaciòn Khoreia 2000 propondrà “Voci dentro” el espectàculo sensorial a oscuras.

Participan grupos de musica popular: “Gruppo folklorico della Pro Loco” de Castrovillari, los “Miromagnum” de Mormanno y “A pacchianedda sansustisa” de San Sosti.

Las muestras fotogràficas: “Luoghi ed edicole devozionali nel centroantico di Castrovillari”, “Mostra in omaggio ad Audrey Hepburn”, “Obiettivo carnevale”.

La manifestaciòn se concluirà el domingo 22 de septiembre con el concierto de los Almamegretta en la plaza del castillo, preceida por toda una serie de iniciativas a partir de las 9 de la mañana.  

 

1 de marzo de 2013

Semana de las bibliotecas:  

Desde el lunes 4 de marzo y hasta el domingo 10 se llevarà a cabo la semana de las bibliotecas.  Con el fin de promocionar la lectura se realizaràn una serie de eventos culturales que comprenden entre otros, encuentros con los autores de los libros.

La iniciativa fue promovida por la Regiòn Calabria junto con las bibliotecas de Cosenza y Castrovillari y los sistemas bibliotecarios de Vibo Valentia y Lamezia Terme.

Con visitas guiadas y laborarios para los niños y jòvenes, presentaciòn de libros y encuentros con escritores serà la ocaciòn para los amantes de la lectura y para quienes aùn estàn por descubrirla.

 

24 de febrero de 2013

En Taverna, provincia de Catanzaro, se realiza una muestra con 50 obras del pintor Mattia Preti:  con el nombre de Italia-Malta, recordando el IV centenario del nacimiento del pintor calabres, se expondràn las obras desde el 24 de febrero hasta el 22 de abril, en el complejo monumental de San Domenico.  

 

Sabia Usted que La Divina Commedia se puede leer en dialecto calabres?

Desde este mes de julio se distribuye la obra completa de “La Divina Commedia” en dialecto calabrestraducciòn que realizòn el odontòlogo Salvatore Macrì, quien falleciò hace algunos años, y hoy publican la obra completa su esposa, Rosa Cardamone y el hijo, Francesco Macrì.

Realizò una traducciòn que tuvo un extremo respeto por la mètrica y la estètica de la obra origina, sus cantos, personajes y sucesos. El primer volumen se editò en el año 1969 bajo el tìtulo “U mpernu”,  y ahora se publicaron tambièn “U purgatorio” y “U paradisu”, para finalmente completar esta obra emblemàtica de la literatura italiana.  

 

 

MUJURA lanza su primer disco

 

Se trata de Stefano Simonetti, cantautor y musico calabres que lleva como pseudonimo “Mujura” con el cual formo parte de la banda de Eugenio Bennato desde el  año 2004 y que han participado de importantisimos festivales italianos y en el mundo, Cairo, Tunes, Argelia, Marruecos, Alemania, Belgica, Luxemburgo, Londres, Gales, Etiopìa, España, Portugal, Frncia, Turquìa, Sanremo, etc.

Stefano Simonetta naciò en Recella Jonica en 1979,  estudiò en Bologna para recibirse en Historia del Teatro, y luego al volver a Calabria ha trabajado con la mùsica popular y folk.

Este primer disco, producido con Taranta Power, utiliza elementos folk rock contemporaneos,  instrumentos tradicionales,  mezclando el idioma calabres,  inglès, polaco y griego antiguo.

 

Pueden escuchar una de sus canciones en el siguiente vìnculo:http://www.youtube.com/watch?v=2_moWMFoa8A&feature=related

 

             

 

 

Tradiciones de la Pascua Calabresa

 

En Calabria la Pascua continùa siendo una de las fiestas religiosas màs importantes, en algunos pueblos, màs que la Navidad.  Se organizan manifestaciones tradicionales que tienen raìces en la tradiciòn pre-cristiana y son muy populares en esta tiera,  tantas veces tambièn unidad a la celebraciòn del Via Crusis.   En muchos pueblos se hacen las representaciones la noche del Viernes Santo o la mañana del Sàbado,  donde se siente el dolor por la muerte del Señor,  con cantos fùnebres llamados “u chiantu de Maria” (el llanto de Maria), acompañando la procesiòn de las estatuas,  las màs tradicional es aquella de la Madonna Addolorata.

Llevar las estatuas es un honor tambièn motivo e fuertes competiciones; en algunos pueblos la elecciòn se hace teniendo en cuenta criterios fìsicos como la altura, fuerza y juventùd,  mientras que en otros es un honor que solo pertenece a esponentes de las familias importantes.

En todas las casas calabresas se preparan muchos dulces tradicionales como los cuculi o cuzzupe, tambièn llamados cuddhuracu,  los crustuli, nepitelle, cici arbereshe y tantos otros, asì como los clàsicos huevos de Pascua.  

 

 Especial de Navidad

 

Poesia de Navidad

 

Vincenzo Padula, autor de la poesía “La noche de Navidad”,  nació en Acri el 25 de marso de 1819, en una familia de la burguesía,  hijo de Carlo Maria Padula, médico, y de Marianfela Caterina.  Se ordenó sacerdote en 1843, y fue profesor en el seminario de San Marco Argentato. En 1845 dejó el seminario para dedicarse a la literatura y al periodismo.

“Persone in Calabria”, es la obra en la cual se pone como objetivo defender el Estado unitario del cual se espera una renovación, así como se manifiesta con tonos polémicos sobre el clero y la burguesía.

Muere, también en Acri, el 8 de enero de 1893.-

 

 

E 'na vota, mo v'a' cuntu,

'e dicembri era 'na sira:

'u Levanti s'era juntu

cu' Punenti, e tira tira,

si scippavanu 'i capilli,

e 'nfugavanu li stilli.

 

Niuru cumu 'na mappina

'u ciel'era, e spernuzzati

cumu zinzuli 'e cucina,

jianu 'i nuvi spaventati;

e lu scuru a fella a fella

si facia cu' li curtella.

 

Quannu scavuzu e spinnatu

e Sionni pe' la via

jia 'nu viecchiu arrisinatu,

avia 'n'ascia alla curria:

muortu 'e friddu e povar'era,

ma omu e Diu paria alla cera.

 

Tocca-pedi a lu vecchiottu,

pe' la strada spara e scura,

caminava 'ncammisuottu,

(for' maluocchiu!) 'na Signura

cussi' bella, cussi' fatta,

chi na stilla 'un ci si appatta.

 

'Nfaccia avia 'na rosicella,

'a vuccuzza era 'n aniellu;

ti paria 'na zagarella

russu 'e sita, 'u labbriciellu

scocculatu e pittirillu,

tali e quali 'nu jurillu.

 

Era prena 'a povarella,

prena 'rossa, e ti movia

tunna tunna 'a trippicella,

chi 'na varca ti paria,

quannu carrica de 'ranu

va pe' mari, chianu chianu.

 

O figlioli, chi 'mparati

ssa divota mia canzuni,

via! 'i cappella vi cacciati,

vi minditi gninocchiuni.

Chillu viecchiu... e chi 'u' lu seppi?

si chiamava San Giuseppi.

 

E la bella furracchiola,

chi camina appriessu ad illu,

pe b' 'u diri, 'un c'e' parola,

sugnu mutu pe' lu trillu...

Mo, de vua chi si la sonna?

si chiamava la Madonna.

 

Pe' lu friddu e lu caminu,

'a facciuzza l'era smorta.

'Nu palazzu c'e' vicinu,

s'arricettanu alla porta;

pu' - e tremavanu li manu -

trocculianu chianu chianu.

 

- Cannaruti! - li ricconi

cancarianu, e nu' rispunnu;

c'e' 'n orduru 'e cosi boni,

i piatti vanu 'ntunnu,

ed arriva lu fragasciu

d' 'i bicchera fin'abbasciu.

 

- Tuppi_tuppi! - - Chin'e' lluocu? -

- E 'nu povaru stracquatu,

senza liettu, senza fuocu,

cu' la mugli a bruttu statu.

Pe' Giacobbi e pe' Mose',

'nu riciettu, cca ci n'e'? -

 

O figlioi, lu criditi?

chillu riccu (chi li pozza

'u diavulu i muniti

'ncaforchiari dintr' 'a vozza),

a 'nu corsu, chi tenia,

dissi: - Acchiappa! Adissa! A tia! -

 

'A Madonna benadissi

chilla casa; e allu maritu:

- Jamuninni fora - dissi -

mina 'i gammi, e statti citu. -

Si ligau lu muccaturu,

e si misi pe' lu scuru.

 

Ma spattarunu la via,

e cadianu 'ntroppicuni:

mo 'na sciolla si vidia,

mo 'na trempa e 'nu valluni:

era l'aria propriu chiara

cumu siettu de quadara.

 

 

Ni sentiu 'nu pisu all'arma

tannu 'a luna virginella,

quannu viddi chilla parma

de Signura cussi' bella

'ntr' 'a zanca, 'mmulicata,

senza mai trovari strata.

 

E cacciannu 'a capu fora

de 'na nuvi, chi lu vientu

fici a piezzi, la ristora,

cielu e terra fu 'n argientu;

l'alluciu tutta la via,

e li dissi: - Avi, Maria! -

 

Pe' lu cielu, a milli a milli,

a 'na botta, s'appicciaru,

s'allumarunu li stilli,

cumu torci de 'n ataru:

e si 'n acu ti cadia,

tu l'ajjavi mmienzu 'a via.

 

C'era la', ma allu stramanu,

fatta 'e crita e de jinostra,

'na casella de gualanu

ch'allu lustru s'addimostra:

spuntillarunu lu vetti,

e la porta s'apiretti.

 

San Giuseppi, c'ha lu mantu,

si lu sgancia 'nfretta 'nfretta,

ci lu spannidi a 'nu cantu,

'a Madonna si ci assetta;

e li scuoccula vicinu

d'ugne juri 'nu vurbinu.

 

Supr' 'u cori 'na manuzza

si tenia, pecchi' era stanca;

appoggiava la capuzza

chianu chianu supr' 'a manca;

pua, stenniennu li jinuocchi,

quieti quieti chiusi l'uocchi.

 

Era aperta, e 'nu granatu

'a vuccuzza assimigliava,

ordurusu escia lu jatu,

chi lu munnu arricriava;

cullu cuorpu illa dormia,

ma cull'arma 'ncielu jia.

 

Culla menti illa si sonna

d'arrivari 'mparavisu;

senti diri: - E' la Madonna!

Chi sbrannuri c'a' allu visu! -

Santi ed Angiuli li pari

ca s' 'a vuolunu 'mpesari.

 

E la portanu vicinu

d' 'u Signuri, e lu signuri

si scippava de lu sinu

propriu 'u figliu, e cud'amuri

ci 'u dunau cumu 'nu milu,

e li dissi: - Tienitilu! -

 

Ma tramenti chi si sonna,

pe' lu prieju e pe' lu trillu,

si risbiglia la Madonna

e si guarda, e lu milillu

va trovannu, chi l'e' statu

'intra suonnu rigalatu.

 

Eccuti' ca biellu biellu,

'ncavarvatu supr' 'a gamma,

si trovau lu Bomminiellu,

chi scamava: - Mamma! Mamma! -

Viata Illa, affurtunata!

'Intra suonnu era figliata...

 

Ca', cum'esci 'na preghiera

de la vucca de li santi,

cussi' 'u figliu esciutu l'era

senza dogli a chillu 'stanti,

cum'orduri 'e rosi e midi

esci, ed esciari 'un si vidi. 

 

Illa 'u guarda, e gninocchiuni

tutt'avanti li cadia;

l'adurau: pu' 'na canzuni,

chi d' 'u cori li venia,

pe' lu fari addurmentari,

'ngignau subitu a cantari.

 

Duormi, bellizza mia, duormi e riposa,

chiudi 'a vuccuzza chi pari 'na rosa,

duormi scuitatu, ca' ti guardu iu,

zuccaru miu.

 

Duormi, e chiudi l'occhiuzzu tunnu tunnu;

ca' quannu duormi tu, dormi lu munnu;

ca' lu munnu e' de tia lu serbituri,

Tu si 'u signuri.

 

Dormi lu mari, e dormi la timpesta,

dormi lu vientu e dormi la furesta,

e puru 'ntra lu 'nfiernu lu dannatu

sta riposatu.

 

Ti tiegnu 'mbrazza, e sientu 'na paura;

ca' Tu si Diu, ed iu sugnu criatura,

e mi sguilla allu sinu, e vo' 'nfassatu

chi m'a' criatu.

 

Occhiuzzi scippa-cori, jativinni!

'U' mi guardati, ca' fazzu li pinni.

'Na vuci 'nterna, chi la sientu iu sula,

mi dici: - Vula!

 

'A ninna 'e ss'uocchi tua m'ardi e m'abbaglia;

tutta l'anima mia trema e si squaglia:

canta cum' 'u cardillu, e asciri fori

mi vo lu cori.

 

Ti viju dintra l'uocchi 'n autru munnu,

ci viju 'n autru Paravisu 'n funnu:

sientu 'na cosa, chi mi fa moriri,

ne' si po' diri.

 

Chiudili, biellu, pe' pieta', e riposa;

chiudi 'a vuccuzza chi pari 'na rosa:

duormi scuitatu, ca ti guardu iu,

zuccaru miu.

 

'U suonnu e' ghiutu a cogliari jurilli,

pe' fari 'na curuna a 'ssi capilli;

e 'ssa vuccuzza 'e milu cannameli

t'unta cu' meli.

 

Cu' 'n acu 'mmanu e' ghiutu supr' 'a luna

a cusari li stilli ad una ad una;

pu' ti li mindi 'n canna pe' cannacca,

e ci l'attacca.

 

Chi siti mo venuti a fari lluocu,

Angiuli 'e Diu, cu' chilli scilli 'e fuocu?

Mi voliti arrobbari 'u figliu miu,

Angiuli 'e Diu?

 

Cantati, si'; ma 'n cielu 'u' b' 'u chiamati:

aduratilu, si'; ma 'u' b' 'u pigliati:

e Tu, bellizza, 'un fujari cu' loru;

si no, mi muoru.

 

Statti, trisuoru mia, cu' mamma tua;

mo chi ti tiegnu, nenti vuogliu cchiua;

cu' Tia vuogliu lu munnu caminari

sempri, e cantari;

e diri a tutti: - Chissu e' Figliu miu;

'a mamma e' povarella, 'u figliu e' Diu:

d' 'u cielu m'e' shcoppatu 'ssu Bomminu

'ntra lu sinu.

 

Ma ch'aju dittu? E nun sacciu iu lu riestu?

T'ammucciu 'mpiettu, o Figliu mia, cchiu' priestu: 

'u munnu e' malandrinu, e si t'appura,

oh, chi sbentura!

 

Pe' 'ssi capilli tua criscinu spini,

e pe' 'nchiovari 'ssi jidita fini,

piensu c' 'a forgia mo vatti, e nun sa

chillu chi fa.

 

'A sienti dintr' 'u vuoshcu Tu 'sa vuci?

Nun e' lu vientu no chi si ci 'nfuci:

e' la cerza chi grida: " 'U lignu miu

cruci e' de Diu! "

 

Ah, nun chiangiari, no! Pecchi', o Bomminu,

mi triemi cumu 'na rinnina 'n sinu?

Pe' mo, duormi scuitatu: tannu, pua

c'e' mamma tua.

 

Supra li vrazzi mia, supr' 'i jinuocchi

zumpa, aza 'a capu, ed apirelli l'uocchi.

Quantu si biellu! Chi jurillu spasu!

Dammi 'nu vasu!

 

Cussi' cantava 'a Vergini Maria,

e nazzicava chillu quatrariellu.

'U cielu vasciu vasciu si facia,

asuliannu a chillu cantu biellu:

abballava la terra, e si movia,

mustrannu tuttu virdi lu mantiellu,

e lu vientu si stava accappottatu,

gridannu dintr' 'u vuoscu: - E' natu! E' natu -

 

Ugne jumi portava 'na chjinera,

chi d'uogliu, chi de latti e chi de vinu.

Meli e farina escia d' 'i cerzi, ed era

carricu 'e juri 'nsinc'a diri 'u spinu;

e tornata paria la primavera,

scotuliannu tutt' 'u vantisinu;

'a vita fici l'uva 'u 'ranu 'i spichi,

e li shcattilli si faceru fichi.

 

'U portuni d' 'u cielu spalancaru,

e cu' 'nu strusciu forti, e cu' 'nu vientu

quattru truoppi d'Arcangiuli calaru

'e 'na bellizza, ch'era 'nu spavientu:

a leghe a leghe, supra lu pagliaru

teniennusi pe' manu, a cientu a cientu,

si misiru a cantari cullu suonu:

" Sia grolia ad Illu, e paci all'omu buonu! "

 

A chillu forti gridu, allu sbrannuri,

chi l'Angiuli spannianu, allu paisi,

subitu si scitarunu 'i pasturi,

'i massari, 'i curatuli, i furisi.

Vidinu li campagni no' cchiu' scuri,

supra li munti vidinu 'i lucisi;

sientu sonari suli 'i ceramelli,

e ballari muntuni e pecurelli.

 

E ognunu si restava 'ncitrulatu,

e cculla manu l'uocchi si spracchiava:

ma 'n Angiulu passannu dissi: - E' natu, e' natu chillu Diu, chi s'aspettava. -

Allura chi bidisti? 'Mpaparatu

ognunu pe' la via s'azzummullava.

Chi canta e balla, e chi senza pensieru

facia culla sampugna: Lleru! Lleru!

 

Chi porta 'na sciungata, o 'na fiscella,

chi 'nu rinusu e chini 'nu crapiettu:

scammisata fujia la furisella

cu' quattru cucchia d'ova d'intr' 'u piettu;

e appriessu li curria la figlicella,

chi 'nculinuda si jettau d' 'u liettu:

pe' l'allegrizza, li shcoppa lu chiantu,

e porta 'nu galluzzu 'e primu cantu.

 

Ed iu, belli quatrari, iu puru tannu

'nfrattari mi volia cull'autra genti;

ma chilla jia 'ncollata, ed iu, malannu!

iu sulu nun avia li cumprimienti.

Mi jivi 'a mariola scaliannu,

m'avia boglia 'e merari! un c'era nenti.

Chi fici poca? Fici 'sta canzuna,

e Jesullu mi dezi 'na curuna. 


 

 

 

Algunas notas de Corrado Alvaro extraidas de “Quasi una vita” (edición Club de los Editores, Milano 1968).-

 

  • “De los Griegos,  los meridionales han tomado su carácter de mitómanos.  E inventan fábulas sobre su vida que en realidad es sombría.  A quien como yo se ocupa de decir los males y las necesidades,  se hace la acusación de revelar las plagas y las miserias,  mientras el paisaje,  dicen, es tan bello” (p. 237).

  • En mi pueblo,  la pequeña burguesía considera una gran prueba de habilidad llegar a congraciarse con todos los medios,  también los más bajos, que mandan.  La viveza antes que cualquier otra cualidad humana.  Quien no lo logra es un imbécil, y quien no se adapta, un loco.  “Tiene relaciones” en mi pueblo significa mucho.” (p.230).
  • “El meridional tiene tal deseo de poder,  luego que no conociendo una sociedad libre depende todo de los poderosos,  que es entusiasta del poder cualquiera que sea (…).  Generalmente imaginan comprado con ocultas maniobras quien luego profesa ideas,  cualquier idea,  también siendo del partido dominante.  En fin, es la desestima del individuo en cada caso,  el hombre no puede ser más que un loco impráctico o un vendido” (p. 239).
  • “Los calabreses ponen su patriotismo en las cosas más simples,  como la bondad de sus frutos y de sus vinos.  Amor desesperado por su pueblo,  del cual reconocen la vida cruda,  que han desaparecido,  pero que en ellos quedo en estado de recuerdo y de legenda de la infancia” (p.204)
  • “El italiano espera siempre e un gran suerte o aventura que no llega más.  Pero no desespera” (p.307).
  • Nuestro Jefe (Mussolini, n.d.r.) está preso de compulsiones a leer un diario francés de provincia que habla de él con poca reverencia.  Sería capaz de mover una guerra hacia Francia por las palabras de un periodista de una redacción de Marsella o de Bordeaux.  Refieren que lee ávidamente tales diarios,  y si encuentra algo que le disgusta,  queda preso de una ira violenta,  hace un bollo el diario,  lo hace volar al papelero,  y se vuelve intratable.  Es periodista y es como si dirigiera no Italia sino un gran periódico.  Si provee él mismo de una mentira cotidiana en los diarios,  y termina por creerlo él solo.” (p.230/231).
  • “La historia considerada como un acontecimiento de buen y mal tiempo,  de huracanes y serenos,  esto es lo que es la historia para un italiano.  Por este escepticismo de la historia no se produjeron tantos trágicos fenómenos en Italia,  donde nada se da por descontado por completo nunca, donde todos pueden tener su parte de razón,  o donde todos están equivocados,  donde se encuentran vivos todos los residuos de todas las catástrofes y de todas las experiencias y de todas las épocas.” (p.485)
  • El hombre es el producto de sus errores” (p.354).  

 

Patrimonio Cultural de la región.  

Los Bronces de Riace son dos estatuas de proveniencia griega,  de aproximadamente el siglo V,  que hoy se encuentran en el Museo Nacional de la Magna Grecia, en Reggio Calabria,  dado que fueron encontrados en el Mar Ionio, a pocos metros de la costa de la ciudad de Riace (Provincia de Reggio Calabria) en 1972,  y hoy pertenecen a los tesoros arqueológicos de esta Provincia, y se convirtieron en símbolos de la ciudad.

En 1995 fueron restauradas con trabajo particularmente dificil y lento, que logró respetar la estructura original de los bronces.

El arqueólogo Antonio Di Vita considera que  los dos bronces representan atletas ganadores en la carrera “oplitica”, es decir carrera con armas.  Esta hipótesis fue luego desmentida con estudios que han demostrado que las estatuas originalmente sostenían lanzas.

Nuevas hipótesis aparecieron luego de la siguiente restaración en torno al 1995, siendo posible que una de las estatuas represente a Tideo, feroz eroe hijo de Ares, y protegido por la diosa Atea;  y la otra sería Anfiarao, profeta guerrero.  

Estas son algunas de las tantísimas hipótesis que hay sobre estos bronces, que no obstante, son parte del patrimonio cultural de Calabria.


Literatura

 Corrado Alvaro.   Nació el 15 de abril de 1895, en San Luca, Reggio Calabria, siendo el primero de seis hermanos.

En enero de 1915 partió para combatir en la Gran Guerra y fue enviado a Florencia.  Herido en septiembre de 1916, se muda a Roma, donde comienza a escribir hasta que lo nombran redactor enviándolo a Bolonia;  donde el 8 de abril de 1918 se casa con Laura Babini.

En 1919 va a trabajar a Milán como colaborador para el Corriere della Sera, donde luego se recibe en letras en la Universidad de Milán.  En 1912 trabaja como corresponsal en Paris para “Il Mondo” de Giovanni Amendola.  En 1925 participa de la firma del “Manifiesto”,  documento antifascista de los intelectuales pronunciado por Benedetto Croce;  espresando así sus ideas políticas.

Entre 1928 y 1930 trabaja com periodista en Berlín,  en 1931 viaja a Turquía y en 1935 a Rusia.  En esos años escribe para la revista de Longanesi distintos artículos sobre la revolución de octubre de 1917.  Preocupado y siendo un gran observador de los problemas sociales,  en sus obras “L’uomo è forte” (1938) y “I maestri del diluvio” (1935) es ilustrada la sociedad rusa luego de dicha revolución.

Luego colabora en el “Popolo” de Roma,  donde desde el 25 de junio hasta el 8 de septiembre de 1943 atiende la dirección.

En enero de 1941 vuelve por última vez a San Luca para el funeral de su padre, y más veces vuelve a Caraffa del Bianco a visitar a la madre y un hermano.  Luego con la invasión de los alemanes se refugia en Chieti, bajo el nombre falso de Guido Giorgi.

En 1945 constituye el Sindicato Nazional de Escritores,  hace amistad con Libero Bigiaretti y Francesco Jovine,  y recibe el encargo perpetuo de secretario de la Caja Nacional de Escritores.  Habiéndose declarado de izquierda encuentra obstaculos políticos para trabajar;  pero a pesar de los problemas políticos, en 1951 gana el premio “Strega” por el libro “Quasi una vita”, diario personal del autor.

Dede 1954 lucha contra un tumor que aparece primero en el abdomen y luego en los pulmones,  y finalmente el 11 de junio de 1956 muere en Roma,  dejando algunas novelas incompletas.  Manuscritos que hoy se encuentran en la Fundación Corrado Alvaro en San Luca.

Algunas de sus obras son: 1917 Poesie grigioverdi;  1920 La siepe e l'orto; 1926 L'uomo del labirinto; 1929 L'amata alla finestra ; 1930 Vent'anni; Gente in Aspromonte; 1938 L'uomo è forte; 1940 Incontri d'amore; 1946 L'età breve; 1949 Lunga notte di Medea;  1950 Quasi una vita; 1952 Il nostro tempo e la speranza; 1955 Un fatto di cronaca; 1957 Roma vestita di nuovo;

 

  • Poesie grigioverdi: “Ballata in cerca di padrone” (Fragmento)

 Ho nella mente un paese

Con un cimitero e due chiese.

Nel cimitero la biada cresceva

E falciata il guardiano la vedeva

Che in quel paese tutto er giardino.

In quel paese tutto era giardino,

Cuore d’uomo e di femmina persino.

Cori e danze eran belli a vedere

Nella malinconia di certe sere

Quando il mondo pareva là finire.

 Proximamente se podrá conocer algún fragmento de su más premiada obra "L'uomo è forte".-